Experto en delitos contra la vida

En este ámbito encontramos tres tipos de delitos:

Homicidio

El homicidio, que supone quitar la vida a otra persona, está recogido en el artículo 138 del Código penal y su condena es de 10 a 15 años de prisión.

Asesinato

En segundo lugar, en el artículo 139 del Código Penal y con una condena de 15 a 25 años de prisión, encontramos la figura del asesinato, que también es quitar la vida a una persona, pero en esta ocasión dándose alguna de las siguientes cuatro circunstancias: alevosía (aseguramiento de que la víctima no va a tener posibilidad de defenderse); precio o recompensa por hacerlo; ensañamiento (si se causa a propósito más dolor del que es necesario para conseguir el objetivo de matar); o si se mata para facilitar la comisión de otro delito o para evitar que se descubra.

Homicidio imprudente

En tercer lugar, encontramos la figura del homicidio imprudente, regulado en el artículo 142 del Código Penal y penado de 1 a 4 años de prisión. Este se da cuando se quita la vida a una persona por una acción imprudente pero el objetivo no era matar.

Un factor clave que me permite estar especializado como abogado penalista en este tipo de delitos de sangre, es mi empeño en trabajar y mejorar constantemente en oratoria. Teniendo en cuenta que el juicio se desarrolla ante un Tribunal del Jurado, es especialmente importante la forma en que se comunica hacia ellos para conseguir el objetivo.

abogado delitos sexuales

¿Necesitas a un letrado experto en delitos contra la vida?

error: Este contenido está protegido.