A pesar de que es un tema que está continuamente en la opinión pública y en los medios de comunicación, todavía hay muchas personas que ignoran que el acoso sexual es un delito que, además, esta regulado en el artículo 184 del Código Penal.

El hostigamiento sexual es una conducta que se produce cuando una persona aprovecha una relación laboral o docente para solicitar favores sexuales a otra persona, causando en la víctima una situación hostil, humillante e intimidatoria.

En este artículo te voy a explicar cómo está regulado el delito de acoso sexual, cuáles son sus condenas y cómo actuar al respecto, bien si has sido acusado o si has sido víctima.

 

Requisitos para que una conducta se considere delito de acoso sexual

  1. La solicitud de favores sexuales tiene que producirse en el ámbito laboral o docente.
  2. Que esa solicitud ponga a la víctima en una situación de intimidación, hostil o humillante.
  3. El acosador tiene que actuar con intención. Es decir, tiene que hacerlo sabiendo la situación que genera en la víctima. Este delito no existe en modalidad “imprudente”.
  4. Que la víctima acceda a mantener la relación no hace desaparecer el delito, si se cumplen los puntos anteriores.

 

Pruebas del acoso sexual

Este tipo de denuncias por acoso, en muchas ocasiones, tienen una problemática: la falta de pruebas.

El Tribunal Supremo permite que se pueda condenar a la persona denunciada teniendo en cuenta solamente la declaración de la víctima. Eso sí, esa declaración ha de ser creíble, objetivamente verosímil y no tener ninguna contradicción.

En el caso de tener otro tipo de pruebas, estas deberán ser aportadas durante el procedimiento judicial para que el juez las tenga en cuenta. Estas pueden ser grabaciones, mensajes, correos electrónicos o testigos.

 

¿Qué condena hay por delito de acoso sexual?

El artículo 184.1 del Código Penal nos dice que “el que solicitase favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente, de prestación de servicios o análoga, continuada o habitual, y con tal comportamiento provocase a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante, será castigado, como autor de un delito de acoso sexual”.

Así, este delito tiene una “pena de prisión de seis a doce meses o multa de diez a quince meses e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o actividad de doce a quince meses”.

Es decir, no solamente se impondrá la pena de prisión o de multa en función de la gravedad del hecho, sino que también se impondrá la prohibición para ejercer esa actividad en la que se ha producido el delito. Por ejemplo: si se trata de un profesor, se le prohibirá ejercer como tal.

Conoce más sobre las penas por delitos sexuales

 

delito por acosos sexuales

 

Agravantes del acoso sexual

El Código Penal también considera que hay determinadas situaciones de acoso sexual que han de ser penadas de forma más contundente, pudiendo llegar a ser la pena de hasta dos años de prisión.

Las circunstancias que agravan la condena son las siguientes:

  1. Cuando el acoso se produce aprovechando una situación de superioridad.
  2. Cuando el acoso se produce bajo el paraguas de una amenaza. Por ejemplo: “o tienes sexo conmigo, o te despido”.
  3. Cuando el acoso se produce en centros de protección o de reforma de menores, en centro de internamiento de extranjeros o en cualquier otro lugar de detención, custodia o acogida.
  4. Cuando el hostigamiento se efectúa contra personas especialmente vulnerables por razón de edad, enfermedad o situación. Esto es así porque las circunstancias de la víctima hacen que sea más fácil conseguir el resultado.

 

Responsabilidad de una empresa en el delito de acoso sexual

Mientras, el artículo 184.5 del Código Penal indica que existe la posibilidad de que una empresa sea responsable de la comisión de un delito de acoso sexual.

Esto se produce cuando esta entidad no pone los medios necesarios para evitar que se produzca dicha situación.

La condena que se puede imponer a esa empresa responsable es una multa de hasta dos años.

Que se condene a la empresa, ¿quita la responsabilidad a la persona que acosa?

El hecho de que se condene a la empresa penalmente, no significa que la persona que haya cometido el delito vaya a salir impune. Al contrario: si la empresa es multada, es porque se considera acreditado el delito, por lo que la persona también será necesariamente condenada.

¿Siempre que se produce una situación de acoso se condena a la empresa también?

Si la empresa ha puesto los medios necesarios para prevenir esa situación, y para evitarla una vez que se conoce que está sucediendo, la empresa será eximida de responsabilidad y no será multada.

Por ello, es importante que esta compañía tenga hecho un buen plan de prevención de delitos, es decir, el llamado “compliance”.

 

¿Cómo defenderte si has sido acusado de acoso sexual?

En el caso de que hayas sido denunciado por delito de acoso sexual, es fundamental trazar una estrategia procesal y probatoria lo más óptima posible, orientada a incrementar al máximo tus posibilidades de absolución.

 

¿Cómo defenderte si has sido víctima de acoso sexual?

En el caso de que hayas sufrido acoso sexual, te recomiendo que interpongas denuncia lo antes posible. Además, te aconsejo que la misma denuncia esté apoyada en el mayor número de pruebas posibles.

La solidez del escrito de denuncia puede marcar el futuro del procedimiento.

Posteriormente, hay que trazar una estrategia que incremente tus posibilidades de destruir la presunción de inocencia de la que gozará el denunciado que, como en todos los delitos, será inocente hasta que consiga demostrarse su culpabilidad.

 

Como abogado experto en delitos sexuales puedo ayudarte a defender tus intereses, independientemente de que seas denunciado o seas víctima de un supuesto delito de acoso de carácter sexual.

error: Este contenido está protegido.