¿Has sido agredido o, quizá has sido el causante de un delito de lesiones recientemente?

Es una de las modalidades penales más complejas y que cuenta con diferentes tipologías. Además, tras reforma del Código Penal de 2015, todas las lesiones son constitutivas de delito, y reguladas en los artículos 147 y siguientes.

¿Y qué es una lesión? Consiste en menoscabar la salud, física o psíquica, de otra persona A la hora de calificarla como una infracción, la voluntariedad o no, del acto, tendrá un papel diferencial, pues se determinará si es delito o delito imprudente.

Para que lo entiendas de una forma clara y concisa, en este artículo te voy a explicar cómo está tipificado el delito de lesiones en el Código Penal y cuáles son sus consecuencias.

 

Tipología de delito de lesiones según el Código Penal

En función de la gravedad de las lesiones, podemos encontrar tres tipos:

  • Lesiones leves. Se dan en aquellos casos en los que la curación de la lesión no requiere tratamiento médico ni operación.
  • Lesiones graves. Se producen cuando sí es necesario ese tratamiento u operación.
  • Lesiones muy graves. Las encontramos en aquellos casos en que se produce mutilación o deformidad, impotencia o se produce una grave enfermedad.

Delito de lesiones leve

El delito de lesiones en el Código Penal, para aquellos casos en los que es considerado como leve, está penado por el artículo 147.2 con una multa de uno a tres meses.

El procedimiento es muy rápido y sencillo: no se producirá una investigación judicial. Simplemente, el juez de instrucción citará al denunciado y a la víctima a un juicio por delito leve.

También existe el delito de maltrato de obra, penado con multa de uno a dos meses, en aquellos casos en los que se produce una agresión pero no se causa ni si quiera una lesión.

Delito de lesiones grave y muy grave

Este tipo de lesiones se tramitan por un procedimiento judicial que es más largo y costoso que las lesiones leves. Aunque existen dos opciones:

  • Puede tramitarse por vía de juicio rápido, en cuyo caso puede terminar con una sentencia de conformidad o en juicio.
  • También puede tramitarse por lo que llamamos procedimiento abreviado, que es un proceso judicial, que es el más extenso de todos, y que consta de dos fases:
    • Instrucción, donde se produce la investigación judicial
    • Juicio

Para profundizar sobre este tipo de lesiones y sus consecuencias penales, puedes leer mi artículo: “Delito de lesiones grave: pena e indemnizaciones”.

 

juicio Delito de lesiones codigo penal

 

¿Qué hacer si he sido víctima de un delito de lesiones?

En el caso de que hayas sufrido una agresión que te haya causado lesiones, ya sean físicas o psicológicas, es importante que acudas al médico para que recoja en un parte o informe la fase inicial de esas lesiones.

Puedes acompañar a la denuncia ese informe médico, para darle más fuerza al inicio del procedimiento judicial. Esto también ayudará al juez a decidir por qué tipo de procedimiento judicial (delito leve, juicio rápido o procedimiento abreviado) tramita el caso.

¿Qué sucede una vez he puesto la denuncia?

Una vez que el procedimiento judicial está en marcha, el mismo juez dará orden al médico forense para que evalúe y haga un seguimiento de las lesiones causadas.

Esto último es importante para, más adelante, poder determinar qué condena se impone al denunciado y qué indemnización se le solicita.

No se puede celebrar el juicio hasta que las lesiones no están curadas o, en aquellos casos en que son incurables, las secuelas se hayan estabilizado. Esto es así porque sin esa curación o estabilización, es imposible concretar la indemnización para la víctima.

 

¿Qué debo hacer si me han denunciado por un delito de lesiones recogido en el Código penal?

En el caso de que hayas sufrido una denuncia por, presuntamente, causar lesiones a otra persona, es importante que cuentes con un abogado especialista en delitos de lesiones para que pueda trazar la mejor estrategia posible.

¿Cómo defenderse de una denuncia por lesiones?

Es fundamental que, en aquellos casos en los que no existe una prueba directa de tu inocencia, se trace una estrategia orientada a destruir la versión del denunciante. Encontrar contradicciones en el testimonio y mermar su credibilidad puede ser importante para intentar ganar el juicio.

Además, puede ser interesante contar con un informe pericial de un perito de confianza que evalúe las lesiones, para contrastar si efectivamente las consecuencias son correctas.

En aquellos casos en los que sí seas culpable del delito, y existan pruebas contundentes de ello, deberás valorar un acuerdo de conformidad como una opción real para conseguir una rebaja en la condena. Cada caso deberá analizarse de forma individual.

Ahora que ya sabes cómo está tipificado el delito de lesiones en el Código Penal, si necesitas la ayuda de un abogado penalista para ayudarte con tu caso, rellena el siguiente formulario:

 

error: Este contenido está protegido.