¿Sabes qué es la extradición y cómo se aplica en nuestro país? Este procedimiento judicial por el cual una persona acusada o condenada por un delito según la ley de un estado, es detenida en otro, está de actualidad en España por diferentes casos muy mediáticos, pero sobre todo asociados a la política.

En este artículo te voy a explicar cómo es la extradición en España, su tipología ya sea pasiva o activa, y cuál es el procedimiento en cada caso.

 

Qué es la extradición según la Constitución Española

La extradición es un procedimiento mediante el cual un país requiere a otro para que le entregue a una persona para juzgarla o para cumplir una condena pendiente. Así, la Constitución Española de 1978 recoge la extradición en el artículo 13.3.

El Estado Español mantiene acuerdos de extradición bilaterales con los países miembros del continente europeo y otros muchos países del resto del mundo, entre los que destacan numerosos estados latinoamericanos.

 

Ámbito de aplicación de la extradición española

Para que un país pueda solicitar la extradición a otro, debe existir previamente firmado entre ambos estados un convenio bilateral que lo recoja y lo regule.

Por otro lado, entre los países de la Unión Europea existe un mecanismo diferente a la extradición, que es más rápido y ágil, y se llama Orden europea de detención y entrega, conocida coloquialmente como “euroorden”.

En función del país que haga el requerimiento, la extradición en España puede ser de dos tipos: activa o pasiva.

 

Extradición activa

Ahora que ya sabes qué es la extradición, vamos a ver su tipología.

La modalidad “activa” se refiere al procedimiento por el cual España solicita a otro país que le entregue a una persona para proceder a juzgarle o para que cumpla una condena pendiente.

Este tipo de extradición está recogida en la Ley de enjuiciamiento criminal, en los artículos 824 a 833.

El Estado español solo puede pedir la extradición de los siguientes tipos de personas:

  • Españoles que han cometido un delito en España y se han refugiado en otro país.
  • Españoles que han atentado en el extranjero contra la seguridad exterior del Estado español, y están refugiados en un país distinto respecto del que delinquieron.
  • Extranjeros que deban ser juzgados en España y estén refugiados en un país que no sea el suyo.

que es extradicion

 

Cómo se inicia la extradición en España

El juez o tribunal español envía un documento llamado “suplicatorio” al Ministerio de Justicia español, salvo que el tratado aplicable recoja que el juez pueda solicitarlo directamente al otro país. A ese suplicatorio le acompaña toda la documentación acreditativa del procedimiento.

Además, para que España pueda solicitar la extradición, es necesario que se haya dictado un Auto de prisión provisional o exista una sentencia firme (no recurrible) que condena a la persona.

 

Extradición pasiva

Este tipo de extradición, denominada “pasiva” se da en esos supuestos en los que otro país requiere a España para que le entregue a una persona para juzgarla por un delito o para que cumpla una condena pendiente. Este procedimiento se regula en la Ley de Extradición Pasiva, aprobada en 1985.

Para que la persona pueda ser extraditada, en los casos en los que sea para juzgarla, deberá tratarse de un delito que esté penado en España y en el país requirente, con más de un año de prisión.

Sin embargo, si esta extradición la pide para cumplir una condena que ya existe, ésta deberá ser de más de cuatro meses de cárcel.

Además, como comentaba al principio, es necesario que exista un convenio bilateral de extradición entre ambos países.

 

¿Cuándo se deniega la extradición pasiva?

  • Cuando sean competentes para enjuiciar los tribunales españoles
  • Cuando se trate de delitos de carácter político
  • Cuando se vaya a juzgar a esa persona en un tribunal de excepción.
  • Cuando, según la legislación española o la del estado que pide la extradición, el delito haya prescrito
  • Cuando la persona esté siendo o haya sido juzgada en España por los mismos hechos por los que se solicita la extradición.
  • Cuando existan dudas de que el país que solicita la entrega puede aplicar la pena de muerte u otras medidas que atenten contra los Derechos humanos.
  • Cuando se trate de una persona a la que se le ha concedido asilo político.
  • Cuando haya razones para pensar que la extradición se ha solicitado para perseguir por razones políticas, religiosas, racistas o de origen.

 

ley de extradicion pasiva en españa

 

Procedimiento de la extradición pasiva

El procedimiento de extradición en España consta de tres fases bien diferenciadas:

Fase gubernamental

En esa fase, el país requirente solicita a España, por vía diplomática o a través del Ministerio de Asuntos exteriores o del Ministerio de Justicia, la entrega de la persona. Y acompaña dicha solicitud de toda la documentación que justifica la petición.

Una vez que el Ministerio español recibe la solicitud, España, a través del Ministerio del interior, puede ordenar la detención de esa persona.

Y cuando el Ministerio de Justicia recibe la solicitud, tiene un plazo de ocho días para remitir un escrito motivado al Gobierno, e indicar si procedería o no, acceder a la extradición. Seguidamente, el gobierno deberá acordar en el plazo de quince días si continúa el procedimiento de extradición española.

Fase judicial

En el caso de que el Gobierno acceda a continuar el procedimiento, debe remitir el expediente al Juzgado Central de Instrucción. En este caso, el detenido deberá ser puesto a disposición ante este juzgado en el plazo de 24 horas, donde se deberá dictar la orden de prisión o de libertad provisional o, la adopción de cualquier otra medida para evitar la fuga de la persona.

Posteriormente, se remitirá el expediente a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que señalará una vista. Tras ella, dicho tribunal decidirá sobre si accede o no a la extradición.

Si la Audiencia Nacional deniega la extradición, el procedimiento finaliza. Pero si accede a extraditar a esa persona, comienza la siguiente fase.

Fase gubernativa

La decisión de la Audiencia nacional, en caso de ser afirmativa, no es definitiva. Será el Gobierno el que tome la decisión final, pudiendo llevar la contraria a la orden judicial, atendiendo al principio de reciprocidad, a razones de seguridad, orden público o intereses esenciales para el Gobierno. Y esa decisión, no se puede recurrir.

Como abogado penalista, trabajo actualmente con diferentes casos de extradición en España, ya sea de carácter pasivo o activo. Si estás inmerso en este procedimiento judicial y necesitas asesoramiento o acompañamiento legal, no dudes en contactar conmigo en el siguiente formulario:

 

error: Este contenido está protegido.