En nuestro artículo anterior te explicamos que los delitos cometidos por menores siguen un camino diferente a los cometidos por los adultos. Cuando se inicia un procedimiento penal contra una persona mayor de catorce años y menor de dieciocho, una de las primeras decisiones que se pueden tomar son las medidas cautelares.

En España existen diferentes tipos de medidas cautelares penales que tienen como objetivo asegurar la eficacia de cualquier proceso penal con menores.

 

Qué son las medidas cautelares penales y cuándo tienen lugar

Las medidas cautelares en el proceso penal se realizan provisionalmente hasta obtener una resolución del Juez de Menores.

Estas actuaciones se llevarán a cabo por el Ministerio Fiscal, siempre que exista evidencia de que se haya cometido un delito y haya riesgo de obstrucción a la justicia por parte del menor.

 

Tipos de medidas cautelares en el proceso penal

De todas las medidas cautelares penales que se pueden llegar a adoptar, te destacamos las siguientes:

 

Internamiento de régimen cerrado

Es lo que conocemos coloquialmente como “reformatorio”. Cuando el Juez adopta esta medida, el menor residirá en un centro donde desarrollará actividades formativas, educativas, laborales y de ocio. Este tipo de instalación se denomina Centro de reforma de menores, y a él acceden en determinados casos  aquellos que han cometido un delito.

Además, en estos centros existen dos procesos de internamiento que ofrecen una mayor libertad al menor:

  • El régimen de internamiento semiabierto, donde el menor residirá en un centro, pero realizará las actividades formativas fuera de él.
  • El régimen de internamiento abierto, donde el menor residirá en su domicilio habitual, pero realizará las actividades en un centro adscrito a los programas educativos.

 

3- Qué son las medidas cautelares

 

Libertad vigilada

Esta otra de las medidas cautelares penales que tiene como objetivo hacer un seguimiento de toda actividad que realice el menor de edad que se encuentre bajo libertad vigilada. Y deberá seguir las pautas socio-educativas que le señale el profesional encargado de su seguimiento, conforme al programa de intervención.

Además, estará obligado a realizar entrevistas con dicho profesional según el programa educativo y cumplir con las reglas de conducta exigidas por el Juez.

Convivencia con otra persona, familia o grupo educativo 

Durante esta medida, el menor deberá convivir durante un periodo establecido por el Juez, con otra familia distinta a la suya o grupo educativo, adecuadamente elegidos para ayudar el proceso de socialización del menor.

Prohibición de aproximación y comunicación con la víctima o aquellos de sus familiares u otras personas que determine el Juez

Con esta medida cautelar se impide que el menor pueda acercarse a la víctima o a sus familiares en cualquier lugar que se encuentren.

La prohibición de comunicarse con la víctima impide contactar por cualquier medio, ya sea a través de whatsapp o por llamada telefónica.

En los casos que el menor ha agredido a sus padres y no pueda continuar viviendo con ellos, se pondrá al menor a disposición de la entidad pública de protección al menor de edad.

 

Aspectos a tener en cuenta en la adopción de medidas cautelares penales en menores

Para la adopción de medidas cautelares penales de internamiento, se atenderá a la gravedad de los hechos, teniendo en cuenta las circunstancias personales y sociales del menor.

Además, el tiempo máximo de internamiento será de seis meses, aunque existe la posibilidad de prorrogarse durante otros tres meses como máximo.

Si estás inmerso en presunto delito de este tipo, te recomendamos acudas a un abogado de menores que te oriente y te indique los pasos para actuar y defenderte.

 

Medidas definitivas en el procedimiento penal de menores


Como ya hemos explicado anteriormente, las medidas cautelares se dan durante el procedimiento. Pero, el Juez puede establecer en sentencia como condena a este proceso penal de menores, otra serie de medidas, además de las anteriormente mencionadas. Que podrán ser:

Medidas privativas de libertad

  • Internamiento en régimen cerrado.
  • Internamiento en régimen semiabierto.
  • Internamiento en régimen abierto.
  • Internamiento terapéutico en régimen cerrado, semiabierto o abierto.
  • Permanencia de fin de semana en un centro.

Medidas no privativas de libertad o en medio abierto

  • Tratamiento ambulatorio de salud mental o drogodependencias.
  • Asistencia a un centro de día.
  • Convivencia con otra persona, familia o grupo educativo.
  • Permanencia de fin de semana en domicilio.
  • Libertad vigilada.
  • Prestaciones en beneficio de la comunidad.
  • Realización de tareas socioeducativas.

 

Soy Víctor Ávila, miembro del despacho del abogado penalista, Álvaro Escudero.

 

¿Necesitas más información sobre medidas cautelares en el proceso penal, o ponerte en manos de un abogado defensor?

error: Este contenido está protegido.